A pocos días de que se celebre la cumbre europea, hay dos posibles escenarios. El deseable es que se haga una hoja de ruta para poner medidas que busquen la unión fiscal y bancaria. Lo que dará paso a los eurobonos.
Esta semana “deberíamos ver avances en la cumbre del 28-29. El problema es que vamos por detrás de los mercados, de alguna manera la desconfianza sigue flotando, España parecía tener controlada la situación y no se ha podido evitar el contagio y creo que eso ha creado mucho nerviosismo porque Grecia ha dejado de ser el problema pero sigue estando el foco en Europa”.

No tenemos un euro débil, “hoy caen las monedas emergentes que han sido refugio durante una temporada para gente que buscaba tipos de interés buenos y tampoco parece que estén siendo un refugio por lo que tampoco es tan real esa amenaza sobre la divisa europea”.

A pocos días de que comience la cumbre europea, De Benito considera que el mejor escenario sería que dibujen una ruta en la que se vean pasos claros “para llegar a una unión fiscal y bancaria, así que como que haya concesiones políticas por parte de Francia”. Eso daría paso a los eurobonos, que debería ser el punto final lógico. “El peor escenario a corto plazo es que no haya pasos concretos. A corto plazo no se puede valorar si ha fracasado Europa o el euro, todavía estamos construyéndolo pero se han parado bastantes años y es una moneda mal diseñada que hay que retocar directamente”.

Recomendación
Lo más prudente es estar con poco riesgo “porque la gente no sabe dónde proteger su dinero, ni siquiera está claro que el dólar sea un buen refugio. Los bonos de países desarrollados se pagan menos que la inflación. No son tan mala opción los valores de renta fija corporativa europea o española que, en caso de que es solucionen las cosas, tendrán revalorizaciones importantes”. Respecto a la renta variable, hay que tener estómago para entrar en bolsa. “Europa está barata respecto a USA y España lo está respecto a Europa y USA”.