Jornada en positivo en la apertura de Wall Street. Una tendencia tras datos macro como los de empleo y la encuesta de la ADP “que ha reflejado una caída de empleo de 20.000 personas. Un dato importante antes del dato de empleo en Estados Unidos y como consecuencia de la tormenta de nieve se teme que el dato final pueda ser peor que la caída que está descontando actualmente el mercado”, admite Félix González, socio director de capitalia familiar EAFI. La cifra de hoy “ha sido tranquilizadora aunque se mantendrá la incertidumbre hasta el viernes”.
Es Pfizer la compañía que ha despertado con números rojos más abultados. Una compañía “que acaba de preparar la oferta de 4.000 millones de dólares por la alemana y en la que competirá con Tevac y Arsali” pero lo más importante “es que hemos conocido que un proyecto en fase III que tenía con otra farmacéutica ha fracasado, una noticia bastante negativa que está pesando en la cotización de la compañía”.

Pendientes de otras referencias en Estados Unidos. Indicadores como el Rusell2000 que podría estar planeando ataques a los máximos anuales. Un índice “que hay que mirar siempre aunque vivimos una fase en las que las compañías pequeñas cotizaban con una prima respecto al resto”. La menor liquidez de estas compañías “y sobre todo la mayor sensibilidad al consumo doméstico les hizo mucho daño”. Poco a poco posiblemente serán una oportunidad de inversión más interesante, reconoce, pero ahora no “porque los bancos siguen sin hacer circular la liquidez hacia las empresas y todavía no estamos viendo una recuperación clara del consumo en la economía norteamericana”.

En las divisas, creemos que el nivel teórico del dólar tendría que estar en los 1.35 “pero tenemos una serie de factores que ejercen una `posición contraria”. Los últimos coletazos de la crisis griega “generan dudas e incertidumbre. Aunque creemos que se quedarán resueltas en unos días, esto favorecerá cierta recuperación del euro frente al dólar”. Además este experto reconoce que “hoy en día el papel del yen lo ha asumido el dólar: financiarse, coger ese dinero de la FED e invertirlo en materias primas provoca una caída en el dólar”.