Nuestro objetivo en el corto plazo son los 11.400-11.500 de Ibex y estamos cerca. El mercado todavía tiene algo de potencial de subida, ese nivel es una zona de equilibrio y allí habrá una consolidación lateral. No pensamos que vayamos a ver la zona de máximos de los 12.000 puntos que de romperse lo hará la última parte del año.
No hay datos significativos en la jornada y el mercado está con cierta estabilización. Con las tensiones en la zona de Irán, el petróleo está subiendo pero el mercado no lo está sintiendo. El mercado ha rebotado como era previsible después de una caída muy pronunciada y que dejó una posición clara de sobreventa.