En el mercado hay una reacción positiva a los precios del petróleo. Dentro de unos instantes Bush hablará del hecho de que va a frenar el incremento de las reservas de petróleo para que haya más fluidez y bajar los tipos de precio.
Los indicadores americanos están cayendo en terreno negativo. Entre los datos macro el más importante es el dato de confianza del consumidor que ha sorprendido positivamente llegando a 109.60 de un esperado 106.40. Se confirma que la confianza sigue estando fuerte, se sigue invirtiendo y ha sido el mejor índice de los últimos cuatro años.