La bolsa española no tiene fuerza para continuar con las subidas. Su evolución dependerá del comportamiento que tenga el resto de mercados, sin embargo "mientras continúe la incertidumbre en el sector inmobilario será difícil mantener una tendencia positiva en el mercado" señala Javier Barrio, Responsable de Ventas institucionales de BPI.
Los mercados tienen poco movimiento. Estamos viendo una subida muy escasa y, aunque se ha abierto con tendencia alcista, la bolsa española no tiene fuerza para mantener las ganancias. Su evolución dependerá del comportamiento de resto de mercados pero, mientras permanezca la incertidumbre en el sector inmobialiario, será difícil mantener una tendencia positiva. Las estimaciones de BPI sobre los resultados de ACS son sólidos, como siempre, ya que es una compañía bastante solvente. En ingresos estamos en línea con el consenso del mercado, un EBTIDa de 829 millones algo por debajo del consenso que espera 843 millones. Pensamos que la caída que ha tenido últimamente el sector de la construcción ha sido un castigo irracional. Aunque en menor medida ACS, se ha visto como FCC ha sido penalizada un 12% en bolsa por la salida de Realia, cuando realmenta la compañía no representa más que un 5% de FCC. Este tipo de comportamiento tiene daños colaterales sobre el resto de compañías y esos castigos se constituyen más como oportunidades de compra. Sobre las operaciones del sector bancario, todo el mundo es muy positivo con la operación de BSCH. La compra es lógica y tiene sentido estratégico pero el mercado está temeroso de la ampliación de capital para afrontar la oferta. Cuando se disipen estos temores, la acción volverá a terreno positivo. Dentro de lo que son pequeños valores somos positivos en Mecalux, Viscofan y Ohl.