Moderación del 1.8% en el nivel de inflación en el mes de julio. Una referencia que ha venido en parte por las rebajas y el descenso en el precio de los medicamentos. “Una lectura positiva porque no sería nada beneficioso que empezaran a aparecer presiones inflacionistas cuando se espera que el BCE pueda acometer una nueva rebaja en los tipos de interés”, explica Victoria Torre, de Selfbank. 

Sin embargo, es posible que la entidad que preside Mario Draghi espere algo más para bajar tipos – hasta después de las elecciones en Alemania- y eso si se produce porque los últimos datos apuntan a cierta estabilización en la Eurozona. “El objetivo de llegar al 0.5% es bastante ambicioso pero se están cumpliendo los pronósticos del gobierno”.

En Alemania, por otro lado, subieron un 1.9% los precios en tasa interanual. ¿Supone esto nuevas presiones inflacionistas? En declaraciones a Radio intereconomía esta experta reconoce que parece que se las tornas se han dado la vuelta. “También permanece por debajo del 2% , no hay presiones, pero es cierto que el incremento es importante por lo que hay que seguir vigilando las referencias alemanas en próximas reuniones”.

Junto a esto, la prima de riesgo ha marcado mínimos de los dos últimos años. En otras ocasiones “cuando hay una buena evolución en las primas, repercute directamente en la evolución de las mismas y ahora parece que la confianza se está reflejando en el mercado de deuda, uno de los motivos que ha encontrado la bolsa para seguir subiendo”. Ahora mismo el bono está por debajo del 4.5% y la prima de riesgo en los 270 puntos “podemos esperar que continúe esta racha e incluso mejoren los tipos de colocación”, concluye.