El ISM de Servicios en EEUU ha arrojado unos datos por debajo de lo esperado. Sin embargo, ha sido bien recibido por el mercado ya que el índice continúa situado por encima de 50, es decir, es todavía expansivo. Esto nos lleva a pensar que la FED no va a subir tipos.
Vemos a los principales indicadores americanos prácticamente planos, tan sólo con ligeras subidas. Acabamos de conocer que el ISM de Servicios en EEUU ha arrojado unos datos por debajo de lo esperado. Sin embargo, ha sido bien recibido por el mercado ya que el índice continúa situado por encima de 50, es decir, es todavía expansivo. Esto nos lleva a pensar que la FED no va a subir tipos. El mercado venía con ligeras caídas antes de la apertura y tras conocer estos datos se ha recuperado con pequeños avances.