El mercado interbancario sigue roto, no funciona. Y es que “pese al exceso de liquidez que está moviendo el Banco Central Europeo sigue existiendo un problema de credibilidad agravada por los problemas de la banca periférica de Europa, especialmente la española”, asegura Luis Lafón, socio director de Capitalia familiar EAFI.
Este experto reconoce que “el interbancario no se ha estabilizado nunca tras la quiebra de Lehman Brothers”, lo que va unido, además, a que en España, la nueva normativa del Banco de España acentuará la sequía del crédito”.

“En la medida que se empiezan a estabilizar las histerias del mercado, hemos asistido a un aumento de la rentabilidad y a una bajada de la renta fija en Estados Unidos, donde además, la última emisión de bonos ha sido insatisfactoria”, apunta.