Este escenario de moderación del crecimiento económico es compatible con el crecimiento empresarial, de los beneficios corporativos que se esperan de un 15% para EEUU frente a un 13% para Europa. La coyuntura es propicia para el crecimiento bursátil con lo que podemos acercarnos a niveles de 12.500 antes de fin de año ya que pueden registrarse subidas adicionales en las bolsas mundiales.
Para hoy la clave está en lo que la FED exponga en el Libro Beige. Probablemente va a dibujar un escenario económico que se modera con el riesgo inmobiliario que persiste, pero esto no es suficiente para hablar de fuerte recesión en los próximos meses. Con el comportamiento de los tipos a largo, que es la referencia que mueve el mercado, y las perspectivas de reducción de la inflación, la FED busca una moderación del crecimiento compatible con el control de la inflación.