Tras la alegría desatada ayer por el BCE en el mercado, hoy se impone la cautela y el Ibex 35 abre con ligeras caídas que no le llevan a perder los 9.000 puntos, pero ayudan a digerir con más calma la extensión del QE y la reducción de las cifra de compras de deuda a partir de abril. Mientras, el euro se contiene contra el dólar en 1,06 unidades. En el mercado de materias primas, en vísperas de la reunión de productores de crudo no OPEP, el Brent sube a los 54,05 dólares.
 

Apertura negativa en el Ibex 35, donde los bancos, entre otros valores, se deshinchan tras el subidón de ayer provocado por el BCE. El Banco Central anunció ayer sorpresivamente que prolongaba su programa de compra de deuda QE hasta diciembre de 2017, no obstante, a partir de abril ha avisado de que reducirá el importe destinado a las compras desde los 80.000 millones actuales, a 60.000 millones. Además, para evitar quedarse sin activos para adquirir, eliminó la barrera a la compra de deuda con rentabilidad inferior al -0,4%, es decir, por debajo de la tasa de depósitos. Para aplicar más pomada a la herida, Draghi insistió en que esto no era un tappering, sino un ajuste y que el BCE seguirá en el mercado. El mercado lo acogió con los brazos abiertos, ya que esto supone continuar con el apoyo del BCE un año más y hasta los bancos celebraron la parte que les beneficia, esa reducción del importe de las adquisiciones. Pero, tras la noticia, los inversores están vendiendo. Así, vemos en la parte baja del selectivo a Popular retrocediendo un 1,54% hasta los 1,02 euros; BBVA cayendo un 0,88% hasta los 6,42 euros; Santander dejándose un 0,55% hasta los 4,90 euros; Caixabank retrocediendo un porcentaje similar y situándose en los 3,22 euros; Bankinter cae desde máximos históricos hasta los 7,45 euros; Bankia cayendo un 0,21% hasta los 0,97 euros. Atención porque el Santander va a realizar la inversión más grande de la entidad en México, casi 700 millones de euros, que destinarán a actualizar las instalaciones del banco en el país.
 
También destaca en la parte baja Repsol, que cae un 0,91% perdiendo los 13 euros después conocerse que Sacyr ha reducido un 29% su deuda asociada a la participación en la petrolera mediante una operación de derivados que le posibilitará amortizar 320 millones, hasta los 769 millones.

En la parte alta del Ibex 35 se sitúan Meliá Hotels, con una subida del 0,85% hasta los 10,57 euros y Grifols, que celebra la subida del dólar y suma un 0,84% hasta los 16,90 euros.

En el Mercado Continuo…
Parece que los inversores premian a Sacyr por su operación sobre Repsol, pues la acción de la constructora sube un 2,98% hasta los 2,17 euros.

Superando estas subidas, el valor más alcista de la apertura es Sniace, que se dispara un 5,41% hasta los 0,31 euros.
 
En cambio, Clínica Baviera retrocede un 3,81% hasta los 9,59 euros.

Talgo se deja un 0,11% hasta los 4,60 euros después de que JP Morgan le haya rebajado su recomendación de sobreponderar a neutral.