El Ibex 35 cierra la sesión con una subida del 0,2% que le lleva al borde de los 10300 puntos. Revalorización que se produce al calor de la apertura en positivo de Wall Street y que llegó liderada por los títulos de IAG y Bankia, con subidas de más de dos puntos porcentuales. En una jornada en la que se ha seguido de cerca la tensión entre Rusia y Ucrania. El euro en los 1,3830 dólares. 
Jornada de tensión en los mercados financieros, al menos hasta la apertura en positivo de Wall Street. Durante gran parte de la mañana los índices permanecieron pendientes a cualquier noticia que se filtrara del encuentro que han mantenido las autoridades rusas y estadounidenses con Crimea y la Unión Europea para resolver el conflicto que mantienen los dos países. De hecho, los jefes de la diplomacia de EEUU junto a los de Rusia han negociado un documento para iniciar la salida de éste último de Ucrania. Algo que han presentado a la Unión Europea, que se ha planteado como objetivo “calmar la tensión e intentar solucionar el conflicto de una manera pacífica”. Dicen los expertos que este es el foco que más incertidumbre ha generado en los índices europeos, unido al hecho de que hasta el próximo martes permanecerán cerrados.

Los índices consiguieron “respetar” este último aliento antes de coger vacaciones y, en el caso del Ibex 35, consiguió cerrar con subidas del 0,2% que le llevó al borde de los 10300 puntos nuevamente. Concretamente, a los 10292 puntos. A pesar de los recortes que ha mantenido, dice Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión que no es preocupante pues “nuestro escenario de fondo continúa siendo alcista desde un punto de vista técnico por las siguientes razones: la serie presenta una estructura de máximos / mínimos crecientes, las medias móviles se encuentran cruzadas al alza y con pendiente positiva, el volumen de contratación y el efectivo negociado es creciente y, para finalizar, la volatilidad continúa reduciéndose. Este escenario alcista de largo plazo se mantendrá mientras el precio no muestre signos de debilidad y asistamos a una consolidación por debajo de la banda inferior del canal alcista trazado en el gráfico y que cotiza en torno a 8.934 puntos”. (Ver: Encuentro digital Premium)

IAG y Bankia, líderes del selectivo


Entre los valores que más incentivaron a la subida del Ibex 35, IAG y Bankia. Ambas consiguieron subir más de dos puntos porcentuales, hasta los 4,9300 euros y los 1,5040 euros, respectivamente. Las acciones de Bankinter, REE y Gamesa también se colaron en los primeros puestos por revalorización, con lo que el próximo martes comenzarán a cotizar desde los 5,6990 euros. Las acciones de la eléctrica cerraron en los 58,75 euros en tanto que el fabricante de aerogeneradores marcó en los 7,1320 euros su último precio.

Y lo mismo para algunos de los grandes. Las acciones de Santander cerraron planas en los 7,0640 euros, Telefónica elevó en algo más del 0,3% el precio de sus acciones – que cerraron en los 11,8000 euros- en tanto que los títulos de Iberdrola marcaron en los 4,8470 euros su último precio. No corrieron la misma suerte los accionistas de BBVA e Inditex, que vieron cómo sus acciones perdieron algo más su valor, hasta los 8,8290 euros y los 106,15 euros, respectivamente.

Unas caídas sólo superadas por las acciones de Amadeus, que sufrieron caídas cercanas al punto porcentual – hasta los 29,2200 euros – o las de Ebro Foods que, al ritmo del 0,9% el martes comenzará a cotizar desde los 15,9900 euros por acción.