El mercado español abre con un hueco bajista de un punto porcentual en los 10.230 puntos. Entre los valores más penalizados, constructoras y bancos, especialmente, Popular, que se desploma tras colocar deuda; y Sacyr, a pesar del convencimiento de la compañía en volver a emprender las obras en el Canal de Panamá.


El Ibex 35 abre con una caída superior al punto porcentual y se esfuma, por el momento, el sueño de coronar los 10.400 puntos. Las ventas llegan a Europa después de que ayer Wall Street registrara su peor cierre en cuatro meses, arengado por el miedo a que la Reserva Federal acelere la retirada de estímulos económicos.

Dentro del Ibex 35, los valores más penalizados en esta apertura son bancos y constructoras. Encontramos a Popular desplomándose un 2,70% después de colocar 500 millones en deuda a tres años al 2,608%. Le acompaña Sacyr, que cede un 2,60%, aunque su presidente, Manuel Manrique, confía en llegar a un acuerdo con el Gobierno de Panamá para reanudar las obras de ampliación del Canal.

En la parte alta, sólo un valor cotiza en positivo, Grifols, que apenas sube un 0,01%.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 0,82%, Iberdrola un 0,54%, Repsol un 0,71%, Inditex un 0,72%, BBVA un 0,85% y Santander un 0,34%.

En el Mercado Continuo…
Pocos valores cotizan en positivo. El que más sube es Vértice 360, que suma un 3,64% y Lingotes un 3,60%.

Inmobiliaria Colonial es el valor más penalizado con una pérdida del 8,58%, junto con Inypsa, que cede un 5,15%.