Ramón Forcada, director de Análisis de Bankinter, analiza la situación internacional comenzando por la reunión del G8 en la que se decidirá qué hacer con Grecia.

Ramón Forcada se ha mostrado muy crítico con los intentos de las autoridades internacionales para tratar de ocultar bajo otra terminología lo que en realidad es una quita en relación a la deuda griega. En declaraciones a Radio Intereconomía, Forcada pone el punto de mira sobre la jornada de hoy, frente a los malos datos macro del lunes. 'Ayer fui muy malo, pero dependiendo de cómo se quiera interpretar. Ayer tuvimos el gran golpe de perspectivas sobre Italia y todo esto va llevando a una situación en la que se intenta inventar nueva terminología para llamar a las quitas en Grecia. Cuando dejas dinero a tres años y te lo devuelven a cinco y ocho, variará el porcentaje al que se presta. Hoy en el G-8 se hablará de lo que hacemos con Grecia. El deudor debe preocuparse no sólo de recuperar lo prestado sino de que genere crecimiento. Europa quiere resolver esto sola desde el principio, pero el liderazgo sobre cómo hacer el rescate debería haber recaído en el FMI.'

Forcada, no obstante, se muestra optimista sobre la situación de los mercados a nivel internacional. 'La FED en las últimas reuniones que ha tenido ya ha revisado un poco a la baja el crecimiento estadounidense y lo que hay es un comportamiento muy diferente entre Estados Unidos y Alemania, en un segundo grupo los emergentes y el resto tratando de resolver problemas. Este es el contexto en el que no es fácil manejarse. El dinero va a ir dirigiéndose hacia cash, acabará llegando a bolsas. Recordemos que cuando ha habido crisis de verdad el único activo que ha sido líquido han sido las bolsas. Hay como un doble paso, primero efectivo –puede que hasta después del verano- y luego irá a las bolsas.'