La propuesta del Gobierno español de retrasar dos años la edad de jubilación hasta los 67 años así como la iniciativa de elevar de 15 a 25 los años para calcular la prestación, que finalmente no se incluyo en el documento de propuestas para la reforma de la Seguridad Social, han suscitado un "acalorado debate" en Internet con más de 7.000 comentarios en sólo dos días, según un análisis realizado por Nielsen Online.
De acuerdo con la firma especializada en la medición de audiencias en Internet, las diferentes informaciones lanzadas en los últimos días han provocado que la red haya "aprovechado su efecto altavoz" para difundir las opiniones de los internautas en foros, blogs y redes sociales.

Según los datos recabados por Nielsen Online, los usuarios destacan lo "paradójico" de lanzar esta propuesta en "mitad de una crisis económica sin precedentes y con un escenario de dos millones de jóvenes en situación de paro".

Buena parte de los internautas justifican esta propuesta en el "varapalo" sufrido por Zapatero en la cumbre de Davos, indicó la firma.

Del mismo modo, algunos blogueros han criticado la "incoherencia y heterogeneidad" de los criterios para calcular las pensiones de los ciudadanos respecto a la clase política y reclaman "igualdad y justicia para todos".

Sin embargo, los resultados del análisis de Nielsen incluyen comentarios a favor de las medidas. De acuerdo con la firma, muchos abogan por aumentar los años de actividad laboral para garantizar el futuro del sistema de pensiones empleando como argumento la "pirámide poblacional invertida".

Asimismo, Nielsen indicó que la ciudadanía de Internet parece estar de acuerdo con la necesidad de calcular las pensiones en función de los últimos 25 años de cotización a la Seguridad Social en lugar de los 15 actuales, por considerar que se trata de un sistema "más justo y seguro".

Según el director general de Nielsen Online, Gustavo Núñez, la capacidad de Internet para recoger de manera rápida el "sentir" de la sociedad es "brutal", ya que su carácter viral y de multiplicación lo convierte en una herramienta "muy potente y difícil de controlar".