El escenario es positivo para bancos por la compatibilidad existente entre un crecimiento económico razonable con una tasa de morosidad baja. Bancos como el Santander tiene que salir claramente favorecidos.
Dos factores importante marcan la jornada: la inestabilidad en Tailandia y la reunión de la FED. Sin embargo, el verdadero factor de fondo importante es la inflación que por otro lado está amortiguada por las perspectivas benignas que da la Reserva Federal. La situación de Tailandia está ya asumida por los mercados y sobre la FED creemos que se mantendrá en 5,25 y difundirá un mensaje bastante monótono y similar al pasado. Las bolsas estarán en términos netos planas, erráticas y los bonos fortaleciéndose sobre todo el americano pero también el europeo hasta los 117,40 y el dólar apreciándose hacia los126,40. Los más llamativo del mercado español es Inditex, que tiene acostumbrado al mercado a batir expectativas casi de forma sistemática por lo que cuando no son tan positivos estos resultados parece que aunque cumpla objetivos esto se toma como un signo para tomar beneficios.