Pablo Guijarro, Analista de AFI, ha declarado en Radio Intereconomía que los datos del Instituto alemán Ifo corroboran que la recuperación de Alemania en 2006 tiene todos los visos de mantenerse en 2007, y aunque a un ritmo inferior, no tan bajo como hacía pensar la entrada en vigor de la reforma fiscal.
Considera que ni la confianza de los agentes ni los indicadores reales se han resentido en la primera parte del año y solo queda esperar que el consumo privado tome el testigo de la inversión empresarial , que ha sido uno de los grandes motores del crecimiento los últimos trimestres. Dicho consumo debe recuperarse y mostrar más dinamismo obedeciendo al buen comportamiento del mercado laboral. Por último, asegura que las subidas de tipos de interés del BCE no van a ser muy agresivas desde los niveles actuales y no pueden afectar muy negativamente a Alemania porque su consumidor es muy ahorrador. Encontramos elementos para pensar que no van a resultar lesivas para el crecimiento de la economía alemana.