El cierre de posiciones cortas, instaurado desde hoy por la CNMV, es una medida que no sirve para nada porque "incluso se ha incrementado la volatilidad en el mercado", reconoce Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis Banco.

Ha durado poco la alegría en la apertura. A pesar de la revalorización inicial, el Ibex 35 se ha dado la vuelta. Y ello sin tener en cuenta el hecho de que la CNMV haya prohibido la venta de cortos sobre el sector financiero. Una medida que no sirve de nada porque incluso la volatilidad ha aumentado “la posibilidad de ponerse cortos en un valor no sólo es vender los títulos, sino que hay multitud de posibilidades de hacerlo, por lo que este tipo de prácticas suele durar poco. Es cierto que a veces coincide con cierre de posiciones cortas pero en este caso ni eso”, reconoce Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis Banco.

Pero ¿hasta qué punto se puede controlar el mercado? Hernández admite que hay que convencerle de que las cosas van en un solo camino. El mercado está posicionado a favor de una caída de los resultados empresariales en Estados Unidos del entorno del 20-25% “no para una gran recesión pero sí para una desaceleración con lo que hay que poner medidas, no queda más remedio”.

En la reunión del próximo martes entre Merkel y Sarcozy para preparar el futuro de la Eurozona, el experto de Inversis Banco reconoce que “pueden poner un primer granito de arena. En este sentido, los dos próximos meses serán francamente importantes. Hay que seguir avanzando y seguir hacia una consolidación fiscal que puede ir derivando en Eurobonos, deuda común o algo que contemple a la zona euro como un todo”. Ahora está en juego Francia. El tema avanza sin que haya parada “por lo que es importante ver qué ocurrirá con la Unión Europea”.

Con este panorama como contexto, Hernández considera que los dos grandes bancos españoles, BBVA y Santander, están cotizando a precios muy por debajo de su valor real. Respecto a la entidad presidida por Francisco González, asegura Hernández que 'cotiza a un precio sobre valor en libros de  0,6, que es muy poco y esto al mercado ahora mismo no le importa demasiado. Como hace unos años en plena crisis podríamos ver a los bancos en 0,5. Del lado bursátil, no debemos asumir caídas más allá del 15-20% porque es muy difícil recuperarlo. Lo normal es que los próximos dos meses sean complicados. Lo óptimo para deshacer posiciones es esperar a que el S&P 500 se coloque en la cota de los 1.200 puntos.' Similar análisis para el Banco Santander que se encuentra a 'por debajo de los 6 euros' y sobre el que se puede 'plantear la posibilidad de comprar, en cualquier caso, siempre a largo plazo.'

Sin cerrar el apartado de los blue chips, Fernando Hernández sostiene que 'lo bueno que tiene Telefónica es que independendiente de lo que se pueda producir, lo va a compensar vía dividendos. Veo claramente que los 14 euros son un buen precio para tenerlos en cartera.'

Otro valor que gusta a los inversores es Gamesa. Sobre él, en la misma línea, destaca el analista que 'está extremadamente barato. Por valoración está ‘tirada de precio’. Hay que tener en cuenta los stop loss. Hay que poner un soporte sabiendo que caídas más allá de un límite no tienen sentido. Es un valor que habría que volver a tomar cuando el mercado americano retome la senda alcista.'

En este contexto, su apuesta para por 'comprar los mínimos de los últimos días' o en cuanto a valores concretos:  'Louis Vuitton, los dos grandes bancos españoles, Acciona, Telefónica o Ferrrovial dentro del mercado español, o Pirelli.'