Queda exactamente un mes para que los británicos ratifiquen a Theresa May como líder del Brexit. La fecha será el 8 de junio y supondrá la gran prueba de fuego para la salida de Reino Unido de la Unión Europea. A pesar del descalabro de las bolsas mundiales el pasado 23 de junio, el proceso de salida no ha sentado tan mal a todos los mercados. Hay uno que ha salido ganando. ¿Destino? Vuelta a los máximos históricos. 


El 23 de junio de 2016 temblaron todos los pilares bursátiles después de que los ciudadanos británicos dieran el sí a la salida de Reino Unido de la Unión Europea. De hecho, fue en esa fecha cuando la mayoría de los índices marcaron sus mínimos. Desde entonces, y entre dimes y diretes de todos los miembros implicados en el proceso, no han hecho más que subir.

El principal índice implicado, el FT-100, que recoge las 100 compañías británicas más  grandes. El selectivo ha subido más de un 15% desde el referéndum haciendo incluso máximos históricos a comienzos de año y superados el pasado mes de abril. (Ver: El FT-100 inicia el año en nuevos máximos históricos) .  Dicen los expertos que el índice puede seguir subiendo si el próximo mes las urnas dan la victoria a Threresa May. De hecho, dicen los expertos, si consigue superar el último máximo que hizo el pasado mes de abril, quedará en subida libre.

 

Los expertos ahora ponen la vista en los 7.100 puntos, nivel que estima Credit Suisse que podría acabar el FT-100 el año aunque será clave el proceso de negociación entre May y Merkel. Hay voces que hablan de que el optimismo post Brexit se ha dado porque en estos diez meses apenas se ha materializado nada.

Los valores que más han aportado en la subida del índice son especialmente mineras. Glencore, con subidas de más del 111% interanual, Antofagasta y Anglo American, con revalorizaciones de más del 60% acompañan en el podio a KAZAKHMYS a la minera de cobre, que lidera la lista con revalorizaciones del 182% respecto al mismo período del año anterior. 

No sorprende, viendo que estamos en un momento en el que gran parte de las materias primas cotizan en un momento dulce, saliendo de la fuerte penalizacion que sufrieron en los dos últimos años con motivo de la ralentización de China y el bajo crecimiento de los países desarrollados. 

Vea los indicadores técnicos de todas las materias primas, pinchando aquí