Liberbank, banco nacido de la fusión de Cajastur, Caja Castilla la Mancha y Caja Cantabria, ha presentado resultados y la entidad registró un beneficio neto de 100 millones de euros hasta septiembre. Esto supone un descenso del 40% con respecto al mismo periodo del pasado año. Esta bajada ha sido posible debido a la aplicación de saneamientos y dotaciones a provisiones, según ha informado la entidad bancaria.
 
El margen de intereses de Liberbank disminuyó un 8,8% hasta septiembre, alcanzando los 339 millones de euros, debido a la evolución de los tipos de interés. El margen bruto también disminuyo, en un 4,7% menos, llegando a los 744 millones de euros. El descenso ha sido fruto de las operaciones financieras han tenido resultados más positivos  que el pasado ejercicio. El margen de explotación de la entidad bancaria también ha descendido en los nueve primeros meses, en un 7,5%, alcanzando una suma de 418 millones de euros.

Las ventas de deuda han promovido el incremento del 36% en plusvalías por operaciones financieras, ha pasado de 196 millones de euros a 267 millones. No obstante, las pérdidas y provisiones (por deterioro de activos) se han disminuido en 297  millones, dejando así el resultado neto, tras impuestos y minoritarios, en 100 millones de euros.

La morosidad se ha descendido al 16,2%, mientras que el pasado año se alcanzaba el 21% y el 10,4%. El ratio de capital Basilea III pahsed in es del 13,9%, lo que supone un aumento desde el pasado año.

En cuanto al nivel de capital CET1, es de 13,9%, que supera a bancos como Caixabank o Sabadell. Por otro lado, Liberbank redujo el volumen de activos dudosos un 26,6%durante un año, lo que supone un descenso de 1.386 millones de euros desde septiembre.

Las nuevas formalizaciones de créditos y préstamos crecen un 53%, hasta los 3.035 millones de euros. Las hipotecas aumentaron en un 72,6%, en préstamos al consumo creció un 65% los nuevos contratos. Los ingresos por comisión también crecieron, en un 1,8%, hasta alcanzar los 137 millones de euros.