La entidad bancaria ha presentado sus cuentas en las que se ha observado que sus ganancias se han incrementado un 90,6% con respecto al pasado ejercicio.
 
Banco Sabadell ha obtenido un beneficio neto de 708,4 millones de euros en el pasado año. Esto supone un 90,6% más que el año anterior, motivado por la entidad británica TSB, sin la que las ganancias netas habrían sido del 57,8%, con 586,4 millones de euros.

La entidad bancaria que preside Josep Oliu ha conseguido mejorar todos sus márgenes durante el pasado año. Esto incluye una reducción en el ratio de morosidad hasta el 7,79%, además de haber realizado provisiones por 2.333,2 millones, lo cual supone un 6,7% menos que en 2014, tal y como ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).



Este nivel de morosidad ha caído gracias a la integración de TBS. En septiembre cerró con un 8,51%, mientras que hace un año se encontraba en el 12,74%. Excluyendo a la firma británica, el ratio se encontraría en el 9,86%.

Resultados Banco Sabadell


Por su parte, los llamados activos problemáticos se han reducido hasta en 771 millones de euros. También se ha visto un avance en cuanto a los ratios de capital. La entidad ha terminado el ejercicio con un 11,5% gracias a la ampliación de capital de abril y a la conversión de subordinadas.

La adquisición TSB, ha conseguido aumentar las cifras que ha presentado Sabadell. Así, el activo se ha incrementado un 27,7% sobre todo por los mayores créditos a la clientela, que han subido un 29,4%, pese a que descienden el 1%, si se incluye a la entidad financiera británica.

Por otra parte, el margen de intereses quedó en 3.202,8 millones (+41,7%), el bruto en 5.478,4 (+14,1%) y el margen antes de dotaciones en 2.863 (+4,1%), y el 32% de la cartera de crédito del banco ya está fuera de España, superando los objetivos del plan estratégico 2014-2016.