“La sesión se plantea tranquila después de que el BCE anunciara ayer que puede volver a bajar los tipos de interés, aunque queda claro que es el banco central menos proclive a tomar medidas más laxas, lo que se está apreciando en el euro".

“No obstante, si las cosas empeoran, tomará más medidas. Además, el hecho de que Draghi criticara que se pensara en hacer quitas a todos los ahorradores para costear el rescate de Chipre es bueno para los bancos, aunque no va a suponer un catalizador a corto plazo para las bolsas porque el tema de Chipre ya está descontado”.

“Lo que marque la sesión de hoy será el dato de paro de EEUU”.

Que Moody’s mantenga la perspectiva negativa para la banca española porque diga que sigue dependiendo de la liquidez del BCE es algo que no puede sorprender, porque eso es así desde hace tiempo. Si toma más medidas o no se resolverá con el tiempo, aunque a corto plazo no creemos que el organismo corte la liquidez”.


Declaraciones a Radio Intereconomía