El número de personas o familias que dedican más del 40% de sus ingresos mensuales a compromisos de pago de naturaleza financiera como la hipoteca ha crecido en el último semestre cinco puntos porcentuales, hasta el 81%, según un estudio de la empresa Creed para la Agencia Negociadora de Productos Bancarios. Esta cifra ha pasado desde un 23% de marzo de 2006 hasta el actual 81%, lo que supone un incremento de casi el 400% y refleja "la enorme presión que se ha producido en el esfuerzo financiero de las familias españolas", dice la empresa.
El informe, que se basa en un millar de entrevistas a personas con hipoteca de toda España, advierte además que la denegación de créditos es "preocupante" y confirma el agravamiento de las dificultades financieras de las familias.

Concretamente, el número de encuestados que se han dirigido a una entidad financiera desde marzo hasta octubre, y no han logrado un crédito casi ha pasado del 5% al 9%, lo que pone de manifiesto el efecto de la crisis de liquidez en las economías familiares, sostiene la Agencia Negociadora.

El incremento de las deudas, el aumento de los tipos de interés y, la percepción de rápido deterioro de la situación económica personal hace que crezca el número de personas que se manifiesta dispuesta a realizar un refinanciación de sus pasivos del 39%, frente al 25% anterior..

Asimismo, considera que "no es extraño que el 96% de los encuestados opine que el Gobierno debería aprobar medidas para promover la refinanciación de la deuda de las familias", de la misma forma en que lo hacen las empresas.

Según se desprende del informe, los encuestados también desean que las medidas del Gobierno en apoyo del sistema financiero les favorezcan, ya que el 76% de ellos cree que dichas medidas les beneficiarán en algo.