El paro y la pérdida del poder adquisitivo debido a la crisis económica afectará a las vacaciones planeadas por los españoles para este verano, por lo que un 76% ha tenido que cambiar o anular sus viajes para el periodo estival porque no podían permitírselo, según un estudio elaborado por el portal easyviajar.com sobre una muestra que supera los 5.000 usuarios.

Así, el 39% de los entrevistados reconoce que eligirán sus vacaciones en función del precio, mientras que un 54% declara esperar a las ofertas de última hora de Internet para ahorrar en el precio total de sus viajes.

Sólo un 15% de los encuestados podrá pasar sus vacaciones donde realmente le apetece, sin que el dinero les coarte, ya que un 33% deberá contentarse con lugares más cercanos y asequibles para sus bolsillos. 

MENOS DÍAS DE VACACIONES

La crisis también disminuirá los días de las vacaciones, como constanta el 31% que asegura que viajará menos tiempo por motivos económicos.

Asimismo, el 75% de los encuestados admite que limitará sus salidas a restaurantes, y en caso de comer fuera, un 12% lo hará en locales de comida rápida. Pero el 35% reconoce que intentará concinar siempre que pueda en su alojamiento.

En cuanto a preferencias, el 38% manifiesta que no saldrá de España y acudirá a las playas de la península, un 20% se decanta por viajar a alguna ciudad europea con fines culturales, pero un 18% no podrá salir de su ciudad porque no cuenta con ahorros suficientes.

Un 4% de los usuarios de easyviajar.com viajará a destinos fríos, mientras que un 7% prefiere ir de vacaciones a un país latino o a uno del que conozca el idioma.