Wall Street inicia la sesión en números rojos tras conocerse el “no” del Senado al plan de rescate para el sector automovilístico. En opinión de José Ramón Sánchez Galán, analista financiero, “vemos que el sector automotriz tan importante en EEUU ha recibido un jarro de agua fría, el Senado ha decidido no dar esa concesión de créditos y por eso las principales compañías de este sector como General Motors, Ford o Daimler están sufriendo varapalos importantes en la sesión bursátil”. “Es un sector muy importante en la economía”, matiza el experto que también hace referencia al dato de ventas minoristas que “viven su quinto mes negativo de la mano del sector automotriz y de la del inmobiliario”. Sánchez Galán apunta que EEUU “podría tener una deflación importante y veremos la semana que viene el dato del IPC que podría salir complicado”, al que habría que añadir “el déficit exterior, que también es abultado”, resume. “Los síntomas de recuperación se van trasladando al año que viene”, según este analista y recuerda que en la medida en la que ”ya ha hablado la Casa Blanca para poder lanzarse al rescate del sector automovilístico, se tocan otros sectores además del financiero”.
En relación a la bajada de los tipos de interés del próximo día 16, el experto señala que “si se producirá”, pero que esto implicará “una situación un tanto complicada en la que veremos una ralentización ya recesión del PIB, tenemos una deflación de precios y unos tipos de interés muy bajos”. Por lo que consecuentemente cree que “no es descartable que la situación actual del mercado así lo esté sufriendo, claro”. De producirse esta bajada de tipos, añade que “me parece un poco complicado que tenga un efecto positivo”, porque para “tener visos de una recuperación fehaciente estamos hablando de una revalorización en el Dow Jones del 30%, un 40% en el S&P en su peor año”. Además hay que tener en cuenta la volatilidad, “el día 19 es la triple hora bruja y la volatilidad está ahí”. Sánchez Galán matiza que “podría haber un rally alcista pero para deshacer posiciones” porque no “creo que haya un sentimiento positivo de cara al año que viene, no lo tengo tan claro”. Así las cosas, “si hubiese un rally alcista, será a corto plazo ya que no tengo claro que cree un sentimiento positivo de los inversores con respecto al año que viene”.

Respecto al sector financiero, Bank of America confirma ciertos recortes de plantilla y JP Morgan advierte que son tiempos convulsos. En opinión del analista “veo que las entidades bancarias necesitan agruparse y en eso están ya algunas como por ejemplo Bank of America con Merrill Lynch”. “Hablamos también de Wachovia y su acercamiento a Wells Fargo y observamos también que JP Morgan reordena sus activos y liquida los tóxicos”, así mismo “Citigroup tiene un respaldo de 306.00 millones por parte de la Reserva Federal” por lo que cree que “este sector tiende a una reordenación y una consolidación importantes”. 

Además “las ayudas financieras son mucho mayores que esos 700.000 millones de dólares” e incluso podrían superar los “1,4 billones de dólares”. Para Sánchez Galán, ahora mismo “tomar posiciones es complicado” pero señala que no descarta “que este sector, para el año que viene termine de limpiar este entramado tan complicado” aunque asegura que “todavía queda un camino por recorrer”, “es pronto para ver la luz al final del túnel”, establece. Por lo que dice que “este sector se va a encontrar con problemas importantes y no es de descartar que haya entidades medianas como US Bancorp que anuncie grandes pérdidas lo que podría provocar no su desaparición pero si la necesidad de unirse a otras entidad de dimensión similar”. También señala que esta concentración bancaria “además de provocar la limpieza del mercado, evitará en la medida de lo posible un incremento de la presencia estatal y que se llegue ya a la nacionalización desmesurada de la banca”. Lo cual, sigue diciendo que podría provocar “una espiral problemática no sólo en cuanto a la ruptura determinante del sistema capitalista económicamente hablando sino que también al hecho de que el Estado no puede estar sosteniendo continuamente el entramado empresarial”.

Dentro del sector de las aerolíneas, la IATA publicó esta semana malas previsiones para el sector en cuanto a las pérdidas de las compañías. de la IATA en las que anunciaban malas previsiones. Sánchez Galán señala respecto a este sector que “hay también movimientos corporativos interesantes y también alianzas estratégicas”. “Dejando de lado a American Airlines –vamos a ver si es capaz de recuperar los 15 dólares - creo que el acercamiento de United que venderá activos por valor de 300 millones de dólares y Continental Airlines, me parece una apuesta interesante”. Esto supone que “United tendría que llegar por encima de los 10 dólares y la segunda debería mantenerse por encima de los 15 dólares y en caso de caerse aguantar los 13,80 dólares”.

Respecto a las recomendaciones, José Ramón Sánchez Galán señala que “hay empresas medianamente conocidas que presentan resultados en los próximos días”. El analista apuesta a corto plazo por “vigilar un sector importante como el minorista, como General Mills –que presenta resultados el 17- y vamos a ver si consigue mantener los 60 dólares, el recorrido a la baja estaría en los 56 dólares, ahí sería una entrada más especulativa”. El experto reitera que serían movimientos “en el corto plazo” porque dada la situación, “la inversión a medio plazo es mejor dejarla para el año que viene”.