De nuevo Mario Draghi movió a los mercados pero esta vez no fue hacia el lado deseado. La falta de decisión del BCE a la hora de poner en marcha nuevas medidas de expansión cuantitativa deja a los mercados con dudas y, ya se sabe que la incertidumbre, cotiza a la baja. El Ibex35 finaliza la sesión con una penalización del 2.35% que le llevó hasta los 10.619 puntos. 

El selectivo de la bolsa española terminó la sesión con fuertes ventas que, al ritmo del 2.35%, cayó hasta los 10.619 puntos. ¿El motivo? La pasividad de Mario Draghi a la hora de poner fecha y exponer detalles sobre el programa de expansión monetaria, el QE. Y es que el mandatario del BCE ha dejado claro – parece que es la última bala en la recámara – que habrá medidas si los mercados así lo exigen pero se ha negado a dar fechas, cuantía y activos a los que se dirigirá este programa. ¿Conclusión? Ventas para unos mercados que a priori no esperaban nada.


Comportamiento Ibex 35 con Draghi


Entre los valores protagonistas e la sesión, OHL cedió más de un 6.8% y descendió hasta los 20.2500 euros. A pocos pasos, los bancos. Bankia recortó más de un 5.9% - hasta los 1.3330 euros – en tanto que las acciones de Banco Popular y Sabadell recortaron más del 3% , con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 4.2870 euros y los 2.2800 euros, respectivamente. Los números rojos también amenazaron la cotización de Santander que finalizó la sesión en los 7.1400 euros el día en que ha llevado a cabo la compra del 13% de Metrovacesa que Bankia ha puesto a la venta. BBVA cerró en los 8.3690 euros por acción.

También en negativo, los pesos pesados. De hecho, las acciones de Telefónica descontaron más del 1.6% de la sesión, hasta los 12.9000 euros. Iberdrola se vio penalizada por un 0.3% de caída – que le llevó hasta los 5.8300 euros – en tanto que las acciones de Repsol e Inditex perdieron más de un punto porcentual, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 17.9450 euros y los 23.0500 euros, respectivamente.

En positivo cotizaron las acciones de Abengoa B. Subidas de más del 5.9% que le llevaron hasta los 2.0900 euros. FCC también consiguió sumar más de tres puntos porcentuales – con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 12.0550 euros en tanto que los títulos de Mediaset cerraron la sesión en los 10.2450 euros, tras perder más de un 0.3%.

Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambien de fase del ciclo bursátil, pincha aquí