En el área fundamental de Estrategias de inversión prestamos especial atención al MaB debido a su muy reducida cobertura por el mercado institucional y por lo tanto, su ineficiencia le configura como un mercado de elevada capacidad de generar fuertes retornos. Además, hemos repetido en numerosas ocasiones nuestras expectativas positivas para el sector inmobiliario. Hoy nos detenemos en Domo, una SOCIMI de reciente creación que se encuentra en la fase inicial de promociones para lo cual realiza actualmente una ampliación de capital y que experimenta una positiva rentabilidad en bolsa (8,6% YTD). Actualizamos análisis. 

Domo Activos es una sociedad anónima cotizada de inversión en el mercado inmobiliario. Su objeto social es la adquisición y promoción de bienes inmuebles de naturaleza urbana para su arrendamiento. La Sociedad centra su estrategia en la promoción inmobiliaria residencial como forma de creación de valor ofreciendo a sus accionistas la posibilidad de participar y capturar la rentabilidad de todo el ciclo inmobiliario: adquisición del suelo, construcción, alquiler y posterior venta. La gestión de la sociedad ha sido encomendada a Domo Gestora de Viviendas S.L.U., entidad especializada en la creación y gestión externa de vehículos de promoción inmobiliaria (con un 4,8% del capital), gestora cooperativa de viviendas con ámbito geográfico en toda España. La gestora es la principal accionista de la SOCIMI, no existiendo otros accionistas de referencia (el capital está muy repartido entre minoritarios, SICAVs, family offices...).

La SOCIMI se creó en 2015 centrándose en la promoción, de hecho fue la primera SOCIMI promotora residencial del mercado español. El periodo de maduración del negocio de la SOCIMI según su business plan es a 5 años con un objetivo de rentabilidad anual entre el 8 y el 12% (superior al resto de la media de SOCIMIS).

La SOCIMI es una entidad muy bien gestionada y con perfil de riesgo controlado y bajo. Se centran en suelo finalista (susceptible de licencias de construcción) en capitales de provincia españolas, con la financiación asegurada y el arrendamiento se realiza con comercialización previa de las viviendas para maximizar la ocupación. Además, trabajan con constructoras de primer nivel.

La SOCIMI cotizada se encuentra en su  fase inicial (la OPV fue en septiembre del año pasado) aunque la gestora está contrastada con un buen equipo gestor desde 2006. Capitaliza 8,4 millones de € en bolsa, cotiza en el MaB con BNP como banco agente y proveedor de liquidez, EY como asesor legal, Armabex como asesor registrado, CBRE como experto inmobiliario y PwC como auditor y la SOCIMI se encuentra desarrollando su primer activo (un solar para un edificio para 80 viviendas en Madrid capital) apalancada con un préstamo al 50% del proyecto y con un TIR (rentabilidad anual) proyectada superior al 11%. Las perspectivas son muy positivas, ya el solar lo compraron casi un millón de € inferior al valor de tasación. La coyuntura de la SOCIMI se centra en la finalización del presente proyecto y la ejecución de la ampliación de capital por importe de 5,17 millones de €.

A nivel financiero, la última información disponible (a diciembre 2017) muestra una sociedad capitalizada (los fondos propios de 6,22 millones de € representan un 91% del pasivo) y estando invertido en suelo, la obra en curso y efectivo. Debido al ciclo inicial de la SOCIMI y el periodo de maduración del negocio aún no factura y registró pérdidas de 0,4 millones de € el año pasado. La compañía ha actualizado su business plan y espera empezar a facturar en 2019 (prevé 120.000€). La compañía cotiza ahora a 1,3x valor en libros pero esperamos a mayor maduración de la compañía para revisar nuestra recomendación.

Valoración: neutral