Mientras que antes, el consumo durante los últimos doce meses se situaba en el 44%, en la actualidad esta cifra ha disminuido hasta el 39%. Los productos ecológicos siguen siendo más caros que los tradicionales, por lo que su consumo no acaba de popularizarse y son comprados mayoritariamente por los consumidores con más poder adquisitivo. Por edades, el consumo de productos ecológicos es mayor entre las personas de 30 a 50. El sector de población que menor índice de compra presenta es el de los mayores de 60 años. Canarias y la zona de Levante seguidas de Navarra y País Vasco, encabezan la lista de las comunidades autónomas donde más alimentos ecológicos se consumen. A la cola, donde menos se consumen es en Madrid.