DIA presentará sus cuentas de los nueve primeros meses del año mañana. Estas cuentas llegan en un momento clave para que el valor intente salir del largo lateral en el que está metido.

DIA rendirá cuentas de enero a septiembre mañana antes de que abra el mercado. Los expertos de Renta 4 esperan que comunique una mejora del 1% en la cifra de ventas, un EBITDA plano descendiendo un ligero 0,1%e en torno a 161 millones de euros y un beneficio neto creciendo al 39% gracias a unos menores elementos no recurrentes.

Los inversores permanecerán muy atentos a las cifras que comunique, ya que llevan esperando el despertar del valor cuatro meses, desde que se metiera en un lateral comprendido entre los 5,20 y los 5,80 euros.
 
No obstante, de momento DIA no ha perdido la directriz alcista de largo plazo que inició en los mínimos de abrió. Si perfora los 5,20 euros, parte baja del canal y también nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci del 38,2%, el valor corre el peligro de ceder hasta los 4,80 euros.
 
En cambio, si DIA logra salir del lateral ayudada por sus resultados, será clave verla superar, en primer lugar, la resistencia de los 5,60 euros (50% de Fibonacci) y en segundo y más importante lugar, los 6 enteros, por donde pasa el último retroceso de Fibonacci.

 

Los indicadores técnicos Premium muestran que el lateral en el que se ha movido el precio ha llevado al aplanamiento de las medias de 14 y 40 sesiones, aunque la de más corto plazo sigue por encima de la de medio, confirmando que aún mantiene la tendencia alcista de medio plazo. Ahora bien, el momento no invita a comprar hasta ver a la acción superar el lateral.