La bolsa española cerró la semana sin poder librarse de los números rojos que hundieron al Ibex-35 un 2,97% hasta los 11.139,70 puntos, tras conocerse los datos oficiales de destrucción de empleo por parte de la primera economía del mundo -concretamente 84.000 puestos-. Recortes a los que se sumaron los del día de ayer, de más de un 3%, después de que el BCE mantuviera los tipos en el 4,25% y alejara cualquier posibilidad de un recorte del precio del dinero a corto plazo. Y es que el selectivo español “ha perdido en tres días cerca del 7%”, recuerda Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro. Unas caídas que le llevaron a dejarse un 4,48% semanal en una jornada en la que se “ha derrumbado todo el mercado mundial en general”, asegura el analista. Situación que, en su opinión, “está marcando un entorno macroeconómico difícil en el que no se prevé una recuperación temprana”. Observando la evolución del índice, el experto piensa que “los mínimos de agosto podrían conducirnos a recorridos a la baja, aunque la semana que viene podríamos asistir a una pequeña recuperación”. Recuperación que Alberto Rodríguez no considera “fiable”, ya que “es posible que probemos la zona de los 10.600 puntos”. Para pensar en una mejora en el Ibex “tendría que llegar hasta los 11.480-11.500 puntos”, explica. Por todo ello, “la mejor inversión es estar en liquidez para evitar, cuanto menos, perder dinero”.
Las plazas europeas se tiñeron de rojo al calor del mercado norteamericano que, nuevamente, se decantó por las ventas tras conocerse unas malas cifras de empleo. En España, el selectivo no fue una excepción y cayó un 2,97% siendo el sector bancario el principal lastre para la bolsa. Ayer, Jean Claude Trichet anunció que la institución que preside –el Banco Central Europeo (BCE)- endurecerá el sistema de garantías que se exige a los bancos comerciales de la zona del euro para prestarles dinero. Por si fuera poco, hoy Deutsche Bank se suma al castigo del sector bancario al recortar el precio objetivos del sector en un 12% de media –como ya lo hizo ayer Citigroup-. Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro afirma que “la banca mediana, evidentemente, tras esta mala recomendación no iba a subir hoy”. Pasando por algunos valores, el analista destaca “Bankinter (-3,87%), que era el valor que mejor aspecto técnico presentaba, ha sufrido durante los dos últimos días un castigo severo, pero los demás no se han quedado atrás” –Banesto perdió un 2,88%, Popular un 4,67% y Sabadell un 2,49%-. Los más fuertes del sector -BBVA y Santander- “tampoco se han quedado atrás cayendo casi un 3%”, añade. Ahora mismo, aconseja “no es un sector que debemos tocar” y recomienda al Deutche Bank “que se ate los machos, porque tampoco esta para tiara cohetes –a lo que añade-(…) él no recomienda compara bancos españoles, pero yo no recomendaría compara el alemán”. Iberdrola Otro de los valores que sustentó este importante desplome fue Iberdrola. La compañía, que recientemente ha recibido buenas noticias desde Estados Unidos tras ser admitida con condiciones la compra de Energy East, anunció hoy que compró a RWE una participación del 50% en la central Tarragona Power. El experto recuerda que “el mínimo que hizo Iberdrola el día 23 de Enero, cuando todo el mercado cayó de forma brusca, fue de 7,41 euros”. En su comportamiento de hoy “los ha tocado y después ha remontado 7 céntimos, pero existen pocas posibilidades de que suba más tras las importantes caídas de estos tres días”. Recomienda no tomar posiciones “aunque es posible que en próximas sesiones veamos algún repunte alcista, pero para mis no será fiable hasta que no supere, en precios de cierre, la zona de los 8,40 euros”, concluye. Endesa Por el contrario, Endesa junto con Acciona y Grifols fueron de los pocos valores que terminaron en positivo en esta caótica jornada. La eléctrica española se convirtió en el farolillo verde tras avanzar un 4,27%. Un valor que, en opinión de Alberto Rodríguez “ha mostrado una tremenda volatilidad con un rango intradía del 15%”. Además, “hoy ha llegado a zona de máximos de junio, que es una zona de resistencia, y a partir de ahí se ha venido a bajo hasta los 32 euros”. Para los inversores que están en el valor, el analista recomienda deshacer posiciones por debajo de 31,15 euros. Recomendaciones Desde Hermanos Moro lo tienen muy claro y aseguran que “no es el momento de estar en Renta Variable”. Un mercado en el que “podemos esperar repuntes, pero no con tanta fiabilidad como para retomar la senda alcista y poder tomar posiciones en el mercado”, explica el analista. Por ello, su recomendación principal sería “la liquidez”.