Defensa de la Competencia estudia si Movistar, Vodafone y Orange establecieron sus nuevas tarifas tras un previo acuerdo para, en el caso de que fuera cierto, tomar las medidas oportunas. El incremento de las tarifas a partir del próximo 1 de marzo afectará tanto al importe total como al coste de establecimiento de las llamadas.
La nueva ley de mejora de la protección de los consumidores obliga a las compañías telefónica a eliminar el redondeo y ante ello las principales operadoras en nuestro país han decidido contraatacar con una nueva subida en sus tarifas. Así Movistar, Vodafone y Orange han anunciado incrementos tanto en el establecimiento de llamada como en la tarifa total. El ministro de Economía, Pedro Solbes, en declaraciones ayer a Telecinco, aseguró que desde Defensa de la Competencia se tomarán las medidas oportunas si se descubre que la subida planeada por las compañías de móviles para el próximo 1 de marzo está previamente pactada. Según el ministro de Economía y vicepresidente segundo del Gobierno, cada compañía posee plena libertad para establecer sus tarifas. Sin embargo, hacerlo mediante un acuerdo previo entre ellas atentaría contra las leyes de competencia del sector. Las nuevas tarifas telefónicas presentadas por las compañías de teléfono móviles Movistar, Orange y Vodafone, desataron la polémica. Varias organizaciones de consumidores consideran abusivas las tarifas de los operadores móviles y contrario a la ley de competencia ul presunto acuerdo entre las compañías. La OCU calcula en más de 1.200 millones de euros los ingresos obtenidos por las operadoras a lo largo de 2005. Para el 1 de marzo ha sido convocada una protesta contra la subida de las tarifas de moviles abusivas. Laura Garrido www.estrategiasdeinversion.com