Hallándose el mercado moviéndose en las bandas de 10.900 a los 11.400 puntos a causa de la indefinición y la incertidumbre suscitada por los movimientos de los tipos de interés, se recomienda actuar con prudencia, comprando en la parte baja y deshaciendo parte de las posiciones en la alta de dicha banda.
Es previsible que hasta que la Reserva Federal estadounidense se pronuncie la próxima semana los mercados sigan invadidos por los nervios y la indefinición. Ayer acabó el Ibex en máximos mientras que hoy, tras la caída norteamericana de ayer, es previsible que se dé una ligera pérdida. Los mercados continúan a la expectativa.