Didier Saint-Georges, miembro del Comité de Inversión de la gestora Carmignac Gestion, aboga en su última carta mensual por la prudencia, máxima de su inversión debido a los márgenes de maniobra de los países desarrollados.

Europa:
“Doce meses después de la puesta en marcha de los planes de austeridad, no hay más remedio que reconocer que los esfuerzos de Grecia han sido en vano.”
La pregunta es: “Cómo, cuándo y entre quién se repartirán las penalidades de la ineluctable operación de esclarecimiento en relación con las deudas públicas?”
"España ha conseguido ciertos resultados, pero los jóvenes 'indignados' españoles han llegado al límite de su resistencia al dolor"
“No nos extrañaría que el BCE confundiera de nuevo liderazgo con rigidez rechazando de plano la opción de una reestructuración de deuda pública europea, él, que porta en su balance alrededor de cien millones de euros de estas deudas, de los que entre 40.000 y 60.000 millones corresponden a Grecia.”


Emergentes:
"Las fuertes rivalidades entre los países emergentes se mantienen lo que les va a condenar probablemente a perder la carrera por la dirección del FMI.”
“No obstante, su dinámica de grupo no sólo les ha permitido convertirse en los motores del crecimiento económico mundial, sino reducir su dependencia respecto a los países desarrollados.”
“Presentan un entorno que ofrece excelentes oportunidades de inversión.”


Estrategia:
La interpretación de los riesgos ligados a la reducción de los márgenes de maniobra de los países desarrollados nos inspira la mayor prudencia.
El análisis de las perspectivas de los países emergentes, corroborado por múltiples visitas sobre el terreno, nos anima a prever un regreso de la confianza de los mercados en estas regiones.