El 38% de las familias españolas destinará a los gastos navideños menos de 500 euros, mientras que un 30% pronostica un desembolso de entre 500 y 1.000 euros, según datos facilitados por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU). Así, la mayoría de los encuestados reconoce que reducirá algo (32%) o mucho (15%) sus gastos en estas fechas, mientras que el 40% señala que gastará lo mismo que el año pasado. Sólo un 13% aumentará sus gastos. Los principales descensos se producirán en las comidas fuera de casa (29%), regalos (25,5%, sin incluir juguetes) y ocio (24%), mientras que la lotería (15%), los juguetes (4%) y comer en casa (2%) se mantienen invariables.
Por otro lado, un 40% de los usuarios achaca a los precios el descenso del consumo, mientras que un 25% alega la precariedad de las economías domésticas. Asimismo, un 21% asegura que reducirá el gasto debido a la crisis, a pesar de que no tiene problemas económicos.

En esta línea, un 62,5% cree que la situación económica influirá en la contención del gasto, mientras que un 35% indica que reducirá el consumo por aspectos como "la precaución", "el ambiente de crisis", "la incertidumbre económica" o "por miedo a lo que pueda pasar en el futuro".

Ante esta situación, los consumidores optarán por no sobreendeudarse para poder gastar más en estos días, aunque siete de cada diez utilizará la tarjeta de crédito, en un 60% de los casos "por comodidad". Además, el 94% de las familias no cree que vaya a necesitar financiación extra para sus gastos navideños.