Para la mayor parte de los ciudadanos las finanzas son una materia que llega a generar incluso miedo en algunos casos. Sin embargo su desconocimiento nos cuesta dinero. Y a veces mucho.
 
No hay que pensar mucho para saber en qué nos afecta, ya que casi de inmediato nos pueden aparecer casos como las preferentes, las cláusulas suelo… Si profundizamos aún más podríamos terminar en el manejo de nuestra tarjeta de crédito o, incluso, en el futuro de nuestras pensiones.
 
En Allianz Global Investors acaban de publicar un informe  en el que analizan cuál es el nivel de conocimiento de finanzas de los habitantes de 10 países europeos. Su conclusión es clara: “casi una década después de que la crisis financiera global resaltara la importancia de la educación financiera, los europeos muestran poca mejora en sus conocimientos financieros y su capacidad para tomar decisiones financieras inteligentes”.
 
Es más, apuntan que “al igual que en otros países europeos, España tiene un amplio margen de mejora. Austria, Alemania y Suiza ocupan el primer lugar en el ranking de “alfabetización” financiera y de riesgo, y España se encuentra ligeramente por encima de la media, mientras que Francia, Portugal e Italia son los que obtienen peores resultados”, según el informe.

MAPAS

 
En concreto, ocupamos el séptimo lugar de este ránking en el que participan ocho países, solo por delante de Francia, Portugal e Italia.  En la encuesta realizada, “un 54% de los españoles encuestados respondió correctamente a todas las cuestiones básicas de educación financiera y el 14% respondió correctamente a los problemas concretos sobre riesgo. Sólo uno de cada diez encuestados en España fue capaz de responder correctamente a las cinco cuestiones sobre educación financiera básica y de riesgo”, apuntan.
 
Es más, explican que “a pesar de la atención dedicada a temas financieros tras la crisis financiera, los europeos tienen niveles preocupantemente bajos de educación financiera y sobre el riesgo. La proporción de respuestas correctas prácticamente coincidió con los resultados de estudios realizados hace más de una década”.
 
En el informe explican que la gente con un menor conocimiento financiero suele contratar productos con mayores comisiones o recibir financiación a un tipo de interés más alto, por ejemplo.  

Riesgo
El concepto que más nos cuesta a los españoles, como al resto de europeos, es la diversificación del riesgo.  En concreto, sólo el 27% de los encuestados en España podría identificar el producto financiero más adecuado - en un escenario real de ahorro- basándose en la diversificación del riesgo.
 
En este sentido, Marisa Aguilar, responsable de Allianz Global Investors en Iberia apunta que “la diversificación es importante en el entorno actual de bajos rendimientos". Es más, en su opinión,  "obtener a futuro resultados positivos de nuestro  ahorro depende de que seamos capaces de tomar decisiones de inversión que implican riesgo,  y la comprensión de que, en última instancia, el riesgo puede beneficiar a largo plazo", apuntan en la entidad.

Respuestas positivas

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER
¿De verdad se siente seguro con su fondo de renta fija?