Con más de un pie ya en la primavera y las vacaciones a la vuelta de la esquina, las compañías de refrescos se frotan las manos. Aunque en este mercado también ha aumentado el número de competidores, lo cierto es que los reyes de las bebidas carbonatadas siguen siendo dos: Pepsi y Coca-Cola.
 
Al igual que ocurre en otras esferas de la vida, nuestros gustos y preferencias  nos hacen posicionarnos al lado de una marca u otra. Pero en bolsa las decisiones no son tan fáciles.

El sector no pasa por su mejor momento en los mercados. De hecho, desde que se inició el ejercicio, se comporta peor que el mercado en general. Lo cierto es que tanto el negocio de Pepsi como Coca-Cola se han visto comprometidos por muchos vientos de frente: el cambio de los gustos de los clientes que cada vez más buscan alternativas más saludables, menos azúcar, menos cafeína…. Por otro lado, su carácter de multinacional americana ha provocado que la fortaleza del dólar haya perjudicado sus cuentas por el efecto divisa.

En esta circunstancias la que peor lo ha hecho es Coca-Cola, que avanza poco más de un 2,5%, frente al 7% que sube su rival. En un año, la diferencia es más abultada. La primera de ellas cae casi un 9% frente a unas subidas de un 7% de su competidora en el mercado de las burbujas sin alcohol.

Coca-Cola y Pepsi


Si ampliamos el plazo a diez años, la evolución es prácticamente idéntica: un 72% de Coca-Cola, frente a un 76% de
coca-Cola y Pepsi


Sin embargo a 30 años, la evolución es mucho más favorable para la primera de ellas. En concreto sube algo más de 1.350 puntos, frente al 2.000 de su competidora.

Coca-Cola y Pepsi 30


Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión también aparecen más favorables para Coca-Cola que para Pepsi.

La primera de ellas está en una clara fase de consolidación, con solo cinco puntos.

KO Ei


Su rival, Pepsi, está en fase alcista, al recibir una puntuación de 8 sobre diez.
 
Ei

QUIZÁ LE INTERESE LEER: 
“Las acciones sobrecompradas y que más pueden corregir”
“Así están posicionados los inversores institucionales españoles”