“El mercado norteamericano no acaba de corregir ni dar señales de agotamiento”.

“Pero lo cierto es que este movimiento es inquietante, pues el volumen cede y los datos macro son contradictorios. Por ello, recomendaría cautela porque sería normal que tuviera una caída para consolidar”.

Además, “el inversor retail, que había soportado al mercado en las primeras semanas de enero, ahora está saliendo. Por todo ello, a corto plazo, en las próximas semanas, podemos ver una cierta consolidación. Hay muchos detonantes o factores de riesgo para justificar una caída de consolidación, como Chipre o China”.


Declaraciones a Radio Intereconomía