Como detonante de la bajada de Astroc pueden estar las ventas realizadas con su presidente. Bañuelos había apoyado a la acción durante la caída para evitar que la caída fuese mayor. Ésta es una práctica habitual. Sin embargo hay un cierto miedo ya que tenía previsto realizar una ampliación de capital y puede haber una mayor dilución. La caída sigue siendo importante. Es difícil marcar un precio suelo y cuando el mercado está con miedo registra estas caídas libres. Recomendamos que no es una buena opción para invertir, pero esta recomendación no es para todo el sector.
El Santander puede que no se rinda con ABN Amro, aunque si quiere jugar va a tener que aumentar su oferta, aunque aún hay rumores de que hoy puede ofrecer 40 euros por acción. Al final todo es negociable; por ello hay que esperar un poquito más de tiempo aunque está algo más lejano. Lo más probable es que Eiffage le diga no a la oferta de Sacyr. Se lo va a poner más difícil o por no estar interesados o porque quieren que aumente la oferta. No deja de ser una presión en el corto plazo para la constructora española. En Iberia hay mucho interés para compañías aéreas y para empresas de capital riesgo. Para British Airways, Iberia sería una baza estupenda por participar en su accionariado, porque la conoce muy bien y porque los cielos abiertos con EEUU ve en riesgo una parte de su negocio, por lo que sumándolo a Iberia se podría reducir el daño en cuenta de resultados. Por ello nuestra recomendación es mantener.