El Santander puede que no se rinda con ABN Amro, aunque si quiere jugar va a tener que aumentar su oferta, aunque aún hay rumores de que hoy puede ofrecer 40 euros por acción. Al final todo es negociable; por ello hay que esperar un poquito más de tiempo aunque está algo más lejano. Lo más probable es que Eiffage le diga no a la oferta de Sacyr. Se lo va a poner más difícil o por no estar interesados o porque quieren que aumente la oferta. No deja de ser una presión en el corto plazo para la constructora española. En Iberia hay mucho interés para compañías aéreas y para empresas de capital riesgo. Para British Airways, Iberia sería una baza estupenda por participar en su accionariado, porque la conoce muy bien y porque los cielos abiertos con EEUU ve en riesgo una parte de su negocio, por lo que sumándolo a Iberia se podría reducir el daño en cuenta de resultados. Por ello nuestra recomendación es mantener.