En los dos últimos años, los inversores en fondos de inversión españoles se han vuelto algo más arriesgados, quizá en un intento de buscar una mayor rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés.
 
En concreto, según los datos del último Observatorio Inverco sobre la visión de los partícipes sobre los fondos de inversión y sus gestores, el 53% de los inversores españoles tiene un perfil moderado, el número de conservadores ha bajado al 34% y el número de partícipes que están dispuestos a asumir más riesgo ha subido hasta el 13%.

Así, el porcentaje de ahorradores que tiene más patrimonio en fondos de renta variable ha subido hasta el 35% frente al 22% en 2014, mientras que cae el de garantizados ha caído hasta el 24% frente a 31% en 2014 y 38% en 2012.

Pero más allá de la evolución del perfil de los inversores de fondos, hay algunos factores que sorprenden en este último observatorio.

Destaca el desconocimiento sobre quién gestiona y cómo lo hace. Sólo un 19% de los clientes saben que las inversiones  las realiza un equipo de profesionales. Es más, un 28% piensa que lo hace el responsable de la entidad. De hecho, solo un 34%  sabe quién gestiona realmente su dinero.

quién realiza las inversiones


Quizá en esto tenga algo que ver que el inversor compra sus fondos a través de una sola entidad. Y una vez que lo han hecho, solo un 36% ha leído con detalle los folletos de los fondos en los que invierte.

Ha leído el folleto


Hay que tener en cuenta que lo que más le interesa al partícipe es la información referida a la rentabilidad, el patrimonio y comisiones de su fondo. Es más,  los comentarios de los gestores de su fondo sobre el contexto económico su visión sobre los mercados es lo que menos les interesa cuando leen la información que reciben.

Cuando se piensa en las ventajas de los fondos, hay también muchas lagunas en el conocimiento de los partícipes. Aunque la situación ha mejorado,  por ejemplo solo un 65% sabe que pueden cambiar de vehículo sin tributar.

Los fondos se contratan a través del banco


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Así construye Goldman Sachs su cartera defensiva”