El índice IBEX 35  alcanza la zona de resistencia comprendida en torno a los 8.466 / 8.439 puntos, y lo hace mostrando signos de cierto agotamiento al muy corto plazo, como (1) una reducción en la actividad de contratación y (2) acumulación de divergencias bajistas junto a (3) lecturas de sobrecompra acumulada en el oscilador