Estamos en niveles de cierre del año pasado y está creciendo la preocupación en Europa por la presión de Francia, por la recapitalización de la banca en Italia. Esto hace que los inversores pasen de activos más arriesgados a más conservadores y las bolsas sufren en este esquema.
 
Vemos una vuelta a esos activos refugio y el oro vuelve a superar niveles de 1.220. La deuda alemana también está repuntando. Vemos preocupación por parte de los inversores que intentan buscar activos que le hagan sufrir un poco menos.

El plan estratégico de Sabadell es ambicioso y hay que tener en cuenta que no lo cumplió en el año anterior. Es ambicioso y veremos si es capaz de ir cumpliéndolo a lo largo del año.

Declaraciones a Radio Intereconomía