A pesar de las caídas que se viven en la renta variable europea, no es descartable ver a las principales plazas bursátiles con fuertes subidas. Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros reconoce que la mejor opción en este escenario es mantenerse al márgen.
Estamos viendo un momento de histeria que a su vez es historia. "En los últimos años hemos visto ejercicios de volatilidad pero cada vez que se producen no dejan de ser sorprendentes y significativas", reconoce Alberto Roldán, director de anáilsis de Inverseguros.

¿Hay posibilidad de doble recesión? Hay dos cosas que habría que dejar claras. En el corto plazo, lo que implica la situación de deuda en Europa y no hay solución porque hay una marcada situación. La segunda parte del análisis conviene hacerlo en términos económicos, creemos que se producirá esa doble recesión. No sabemos si hacia una recesión prolongada o un ajuste de crecimiento pero “no hay bases suficientes para aseverar que la recuperación será sostenible lo que nos hace ver que el panorama en el medio plazo también será complicado”.

En este escenario, los mercados van hacia abajo porque hay un factor de especulación que está presente en ellos. No sólo es la renta variable sino la prima de riesgo italiana se coloca por encima de la española, la francesa ha crecido más de un 50% en apenas una semana con lo que los inversores están apostando hacia un default masivo en Europa. Veremos tremenda ida y vuelta y no descarto que incluso hoy veamos un movimiento de repliegue importante en las bolsas europea “porque tendrá que salir alguien a decir algo. No se puede permitir que pongamos la solución a una grave crisis en manos de políticos y estos queden al margen”. Pero insiste, en un fondo que sigue siendo negativo.

La especulación y el pánico están presentes cree que incluso hoy podemos acabar con una fuerte subida. ¿Qué se puede hacer? Mantenerse al margen porque no se puede ir contra el mercado ,que siempre irá hacia el lado más débil. “Un inversor pequeño que pueda estar escuchándonos no puede luchar contra esta situación por lo que tendrá que hacer estrategia de preservación de capital, no participar de esa especulación, tener una cartera de corte más defensivo y mantener la calma”.