Aún no existe una traducción al español del término millennials, pero para aquellos que suelen frecuentar los medios anglosajones es una palabra muy familiar y cada vez más utilizada, sobre todo como temática.
La palabra Millennials se utiliza para denominar a una generación. Vendría a ser algo así como “la generación del milenio” y que podría compararse con esos que están a punto de jubilarse en Estados Unidos conocidos como Baby Boombers, o los chicos del Baby Boom.

Como cada generación los millennials tienen características comunes. Cronológicamente seguiría a la generación X y recoge a todos aquellos nacidos entre 1985 y 1994. Algunos los han dado a llamar también como generación Peter Pan, porque suelen retrasar algunos acontecimientos propios de la edad adulta aunque en realidad Peter Panes los ha habido siempre.

Con todo, entre las decisiones que los chicos del milenio suelen retrasar se encuentra la decisión de invertir. Según el columnista Frank Holmes en The Wall Street Journal, hay que convencer a estos jóvenes de que inviertan. Es más, en este artículo les dice que “cuando nos referimos a la inversión, cuanto antes comiencen más músculo tendrás para tomar control de tu futuro financiero. Cuanto antes empieces más tiempo tendrás por delante. Los millennials tienen muchas cosas que juegan a su favor, aunque carecen de experiencia en el tema o, incluso, de confianza para comenzar a invertir y eso es lo que evita que estos jóvenes se lancen a los mercados”, explica el experto.

Sin embargo, considera que hay varias cosas que los chicos del milenio deberían conocer.

1- Simplificar el mercado de renta variable. Estos inversores tienen una gran cantidad de opciones a la hora de poner su dinero aunque deben recordar que no tienen la necesidad de elegir una acción y jugar en el mercado. Hay opciones como los fondos de inversión o los ETFs a los que pueden acudir.

2- Hay que rebajar la cantidad inicial para invertir. Recuerda Holmes que hay una gran cantidad de firmas que exigen una cantidad no inferior a los 5.000 dólares para comenzar a invertir y que esto puede ser una gran cantidad de dinero para estos ahorradores.

3- La inversion automática.
Cree Holmes que hay que facilitar el camino y las herramientas y que podría ser una buena opción automatizar las contribuciones a un fondo o al plan que se elija. En este caso, el banco retiraría automáticamente una cantidad cada periodo estimado de tiempo que se destinaría a un vehículo en concreto. 

Quizá también pueda interesarle leer: “Si hay algo que puede estropearle la jubilación son ¡los hijos!”