En 2007 los españoles destinaremos nuestra renta hacia la vivienda, al crédito al consumo y al ocio, según el barómetro del Observador Cetelem 2007.
El estudio también señala que se mantiene una resistencia férrea al alquiler, y solo el 17% de los españoles deciden alquilar una vivienda debido al alto coste y a la falta de garantías. La mayor parte de la población prefiere la adquisición, aunque la vivienda tanto de primera como de segunda mano se haya incrementado y las hipotecas y tipos de interés sigan subiendo. En estos momentos comprar una vivienda supone destinar una media del 40,7% de la renta familiar. El informa de Cetelem también señala el aumento de los créditos al consumo un 19% en 2006 y prevé que se mantenga la tendencia favorable en 2007.