Cellnex y Viscofan han sido las dos últimas compañías españolas en entrar en el selectivo español. Las dos empresas conocieron la noticia al cierre del día 9 de junio y desde esa fecha ninguna de las dos sube en bolsa.
 
Hay un mantra generalizado entre los inversores de que la entrada en un índice como el Ibex 35 suele favorecer a las empresas que lo logran. La idea es clara, todos los fondos referenciados al selectivo tendrán que comprar títulos de esas empresas con lo que su cotización tenderá  -en teoría- a subir en como reacción al aumento de la demanda.

Es cierto que la renta variable española ha tenido que hacer frente a varios obstáculos desde junio, entre otros y quizá el más perjudicial para las compañías de nuestro país, el brexit, que inflingió la mayor caída diaria de nuestra bolsa en su historia. Un descenso superior, incluso, al de la quiebra de Lehman Brothers o el ataque a las torres gemelas.

En un entorno plagado de incertidumbres como el que vivimos, lo cierto es que las dos compañías ceden terreno en bolsa desde el día 9 de junio. Cellnex se deja algo más de un 6,81% y Viscofan retrocede más del doble, un 14,19%, tal y como puede verse en el siguiente gráfico.

cellnex y viscofán


Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión no son tampoco muy halagüeños para ninguna de las dos compañías, aunque son sensiblemente mejores para Cellnex. En este caso este conjunto de ratios le dan una puntuación de 5,5 en una escala que va del 0 al 10 y que la sitúan en fase de consolidación. La tendencia a largo plazo, eso sí, es alcista.

Un 67% de los analistas que siguen el valor apuestan por comprar sus acciones, un 24% opta por mantener y un 9% por vender.  El precio medio del consenso es de 17,79 euros por acción, lo que le daría un recorrido de más de un 35% desde el último cierre.
cellnex

No ocurre lo mismo con Viscofan. Los Indicadores Premium le otorgan una nota de insuficiente con una puntuación de 1,5, que lo instala en una incómoda fase bajista. Ni la tendencia a largo plazo, ni la de medio plazo es alcista.

En este caso, un 29% de los analistas que siguen el valor optan por comprar, un 53% apuestan por mantener y un 16% recomienda la venta de las acciones de la compañía. El precio objetivo del consenso es de 50,34 euros por acción, lo que implica un potencial de un 17%.
viscofán