La compañía de telecomunicaciones después de atar un nuevo acuerdo con su homóloga francesa ha sufrido una importante revalorización en el mercado. Sus títulos se han disparado hasta más de un 5% y se acerca a su resistencia más inmediata.
 
Cellnex está cerca de llegar a esos niveles de los 14 euros por acción, que se antojan como una referencia clara para el medio y largo plazo. El valor llevaba desarrollando una tendencia bajista en los últimos meses, en concreto desde los máximos de septiembre, y parecía no levantar cabeza. Pero hoy podría a comenzar a darse la vuelta a la tortilla.

Y es que la empresa ha anunciado que logrado cerrar un acuerdo con la francesa Bouygues Telecom para la adquisición y construcción de hasta 3.000 emplazamientos urbanos en Francia por un valor conjunto de unos 854 millones de euros. Tal y como notificó la compañía al regulador el primero de los proyectos consiste en la compra de hasta 1.800 emplazamientos por un importe total de “500 millones de euros e implica emplazamientos urbanos en las principales ciudades de Francia, que se irán transfiriendo gradualmente a Cellnex France durante un periodo de dos años”.

Asimismo, Cellnex y Bouygues Telecom han acordado también un segundo proyecto para la construcción de hasta 1.200 emplazamientos por un importe total de 354 millones de euros. Este proyecto de construcción implica emplazamientos urbanos que se irán construyendo durante un periodo de cinco años.

Cellnex espera que los dos proyectos generen de manera paralela un Ebitda en términos anuales de unos 61 millones de euros cuando todos los emplazamientos se hayan adquirido y construido, excluyendo sinergias. "Sendos proyectos cumplen con el objetivo corporativo de Cellnex y su estrategia de expansión internacional basada en la adquisición de un portfolio inicial de emplazamientos que facilite la posterior consolidación del mercado", aseguraba la compañía.

La empresa de telecomunicaciones consigue fortalecer así refuerza así su posición en Francia convirtiéndose en el segundo mayor operador de torres independiente, consolida su relación actual de largo plazo con Bouygues Telecom y define los pilares para seguir logrando mayor crecimiento orgánico en la región.

Sin embargo, volviendo al valor y si miramos su perspectiva en relación al entorno bursátil, se observa, según nuestros filtros técnicos, que Cellnex aún se encuentra en fase bajista, al mismo tiempo que recibe una puntuación de 2 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. De hecho, casi todos los indicadores se encuentran en negativo, al margen del volumen de contratación a largo plazo, que es creciente, y de la volatilidad, que es decreciente en el tiempo.

Cellnex indicadores