Recomendamos mantenerse en las bolsas desarrolladas ponderando al alza los grandes valores que sirvan como refugio hasta que la situación se aclare tras el verano. Ahora, los factores geopolíticos no son la causa sino más bien una excusa para vender.
La situación geopolítica actual es complicada a causa de las últimas pruebas armamentísticas de Corea, pero las caídas iniciales de las bolsas deberían ir decreciendo a lo largo de la jornada. En el corto plazo se debe valorar este escenario y, a pesar de que EEUU mantiene contactos diplomáticos, estamos en un buen momento para corregir, para hacer dinero.