El empresario mexicano, Carlos Slim, ha incrementado su participación en la constructora hasta el 27,2%. Lo hace justo antes de la ampliación de capital de 709 millones de euros que él mismo ha garantizado y en la que, en caso de superar el 30% del capital, se vería obligado a lanzar una OPA. En una compañía que se presenta tendencia bajista y con todos los indicadores técnicos ofreciendo poco cambio en el valor. 

La ecuación se podría complicar. Carlos Slim se ha comprometido a suscribir la totalidad de las nuevas acciones que no se coloquen en la ampliación de capital de 702 millones de euros prevista por FCC. Claro que esto podría llevarle a controlar más del 30% del capital en la constructora, lo que le obligaría a lanzar una OPA, a pesar del “pacto de accionistas” por el que se comprometieron a no superar este porcentaje en cuatro años, a contar desde 2014.

Fuentes próximas a la compañía, citada por Expansión, indican que lo más probable es que ambos accionistas (Slim y Esther Koplowitz) acuerden una modificación del pacto parasocial que levante o flexibilice los límites al incremento de la participación, sobre todo después de que, en menos de un mes, Slim haya elevado su participación hasta el 27,2%, desde el 25,6% previo. Dice José Lizán, gestor de carteras de Auriga SV que “sería sorprendente una OPA por el 100% del grupo. Tiene socios relevantes y la familia Koplowitz ya se ha diluído muchísimo y no creo que tenga interés en vender la compañía”. Este experto  cree que habrá más un núcleo duro de la compañía con Slim,  Koplowitz, Gates y Soros. “Además, lo bueno es que ha hecho una ampliación garantizada y con prima sobre lo que cotizaba el día antes de anunciarla, haciendo que saltaran los cortes y subiera la cotización”. (Ver VIDEO: En FCC hay valor en 6 euros aunque no valga más de 8 ó 9)
 
El empresario mexicano ya se ha expuesto a una situación idéntica a la que tiene en Realia, donde ha superado el 30% tras una ampliación de 89 millones y donde está a la espera de que la CNMV le dispense lanzar una OPA.  Una operación que, en caso de ser aceptada, no sería válida para FCC pues no existe un accionista mayor que Slim con más del 30% de la empresa. A precios de mercado, la formulación de una opa sobre el 100% de FCC podría costarle en torno a 850 millones de euros.

Esta ampliación de capital es la última medida adoptada por Slim para estructurar su participación en la compañía y con la que se busca cancelar el  tramo  B de deuda de 450 millones por el que paga un interés del 5% y condiciona la política de inversión y retribución al accionista.

La compañía no ha comenzado el año con buen tono, pierde en torno a un 1,4% de su valor. Caídas que siguen a las presentadas en 2015, cuando perdió más del 50% de su valor. De hecho, ahora se encuentra más cerca de sus mínimos alcanzados en 2012 y 2013 que de los máximos que hizo en 2014, en los 15,50 euros, o los históricos de 2007 en los 42,64 euros por acción.

Gráfico de FCC con volumen de contratación. Fuente: Infobolsa
FCC largo plazo


Con este panorama no sorprende que la constructora sea de las que ofrece un menor potencial, de las 35 del selectivo español a pesar de que ha logrado un fuerte incremento de su precio objetivo (en torno al 30%). (Ver: FCC y Aena, únicas del Ibex sin potencial)  En este sentido, Lizán cree que podría haber valor en 6 euros aunque “no valga más de 8 ó 9 euros. Creo que está en niveles atractivos para aumentar peso en cartera y no espero una OPA por el 100% sino una continuación del núcleo estable actual”.

Compañías que ofrecen menos potencial de retorno en el Ibex35. Fuente: Estrategias de inversión
Potencial de FCC


Los indicadores técnicos sobre el valor muestran una compañía en tendencia bajista con una puntuación de 2 sobre 10 y con una tendencia alcista de medio plazo como único factor que podría favorecer cierto rebote en la constructora porque tanto momento, como volumen y volatilidad siguen siendo “luces rojas” en el valor. Tal y como explicaba José Antonio González, analista de Estrategias de inversión en un Informe  reciente “las posiciones largas a favor de un rebote tienen cabida siempre y cuando nos encontremos dispuestos a asumir los elevados niveles de volatilidad que presenta el precio. Un primer nivel de llegada se encuentra en la zona de 7,56/8,03 euros, que es aproximación a la directriz bajista secundaria. Buscando ese objetivo, estableceríamos un stop inferior a 6,10 euros”. 

Indicadores técnicos sobre FCC. Fuente: Estrategias de inversión

Indicadores sobre FCC