La firma de inversión ha señalado a la petrolera española como su idea inversión del día. Consideran que la última compra de la compañía, Talismán, podría dejar de ser un lastre en su cotización.
 
En la nota que han enviado a sus clientes, los expertos apuntan que “nos centramos Repsol contando con Talisman, su última adquisición. Esta circunstancia, lejos de verse como una desventaja en un sector tan intensivo en capital como es el petrolero, es algo que, en el entorno actual de mercado puede transformarse en una ventaja dado el aumento de la volatilidad y los bajos precios del crudo. Un menor tamaño significa tener más control sobre tus activos, menos dispersión geográfica y menos exposición a LNG, circunstancias que le permite reaccionar de forma más rápida”.

Explican que los resultados del segundo trimestre incidieron sobre este aspecto cuando anunciaron que podrían superar las previsiones de 1.200 millones de dólares en sinergias mejora de los costes de eficiencia, más de la mitad de sus estimaciones del plan estratégico para 2018.  “Si lo medimos sobre las estimaciones de beneficios para 2016 de 1.200 millones de dólares podemos imaginarnos la magnitud que tiene este esfuerzo en el ahorro de costes. Seguimos pensando que Repsol es una de las que ofrece más visibilidad en el sector y una de las que mejor lo ha hecho desde que el precio del petróleo inició su proceso de recuperación a principios de año”.

Destacan estos analistas que “incluso la mejor accesibilidad a los mercados de crédito ha permitido a la española mitigar el fuerte apalancamiento que tiene, uno de los mayores del sector, como consecuencia de la compra de Talisman. Con un potencial del 12%, puede que haya otras recomendaciones más estables en el sector, pero ninguna ofrece un apalancamiento operativo tan significativo como esta”.

En lo que va de año, las acciones de Repsol suben un 30%, gracias a la recuperación de los precios del petróleo. Un movimiento que está en línea con lo que ha hecho el sector.

Cuando miramos los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión observamos que la compañía recibe 7,5 puntos en una escala que va del cero al diez, lo que hace que se sitúe en fase alcista. Se puede observar en el gráfico que tanto la tendencia a medio plazo como a corto plazo es alcista.

Repsol fase alcista