El programa, denominado PalmSecure, ya se utiliza en 20 bancos japoneses y está disponible en cerca de 16.400 cajeros automáticos y en más de 16.000 oficinas bancarias. Sin embargo, La Caixa es la primera entidad española que dota a sus cajeros automáticos de esta tecnología, PalmSecure identifica a las personas a través de las venas de la mano, que están ubicadas dos o tres milímetros por debajo de la epidermis, por lo que resultan prácticamente infalsificables. Las investigaciones de Fujitsu han demostrado que el patrón de las venas es único para cada individuo, incluso en el caso de gemelos idénticos. Además, permanece inalterable desde que el individuo se encuentra en el feto materno hasta la muerte de la persona. Otras entidades bancarias van a optar por la identificación a través del nuevo modelo de DNI electrónico, que incorpora un microchip.