Caja Madrid aumentará la funcionalidad de sus cajeros automáticos para mejorar en el servicio ofrecido a sus clientes. Unos de sus objetivos es el de facilitar el empleo de los cajeros a aquellas personas que presenten una discapacidad visual.
La entidad bancaria Caja Madrid ha puesto en marcha un plan para adaptar su red de cajeros, cuenta con más de 4.500 repartidos por toda España, a las necesidades de los clientes invidentes o con problemas de visión. La entidad que ya ha adaptado cuatro cajeros, pretende hacerlo con todos aquellos que lo permitan. Los cambios introducidos constan de un sistema de audio mediante el cual el cliente con alguna deficiencia visual conecta un auricular al cajero, con lo que se establece una comunicación más sencilla, manteniendo siempre la confidencialidad al dar el cliente las órdenes a través del teclado del cajero. Por otro lado, los cajeros automáticos de la red, han comenzado a incorporar nuevos servicios a los tradicionales. A través del cajero ya se puede, y en diez idiomas, recargar la tarjeta del teléfono, enviar remesas al extranjero o confirmar el borrador de la declaración del IRPF. Una de las reformas más recientes habilitadas por Caja Madrid consiste en que cuando un cajero esté averiado, éste contendrá información del lugar dónde se encuentra el cajero más cercano.